Sin categoría 1 diciembre, 2018

El uso de esteroides con fines estéticos crece cada año. En España casi el 4% de menores de entre 14 y 17 años, los han consumido. Una sociedad cada vez más exigente y perfeccionista con el físico unida al desconocimiento general sobre un tema tan complicado, puede incitar a su consumo. 

Los esteroides son sustancias mediadoras de actividad hormonal. Su uso legal se limita al ámbito médico-sanitario en dosis controladas para tratar algunas patologías. En cualquier otro contexto su suministración es ILEGAL, como los usados de forma exógena por algunas personas para potenciar exponencialmente sus capacidades físicas. El uso indiscriminado puede conllevar efectos secundarios como los siguientes: 

  1. Alteraciones psíquicas(1): Agresividad, depresión, ansiedad, psicopatías… 
  2. Daño cardiovascular(2): Se hipertrofia la parte interna del corazón impidiendo el flujo de sangre normal hasta que aguante. Mayor probabilidad de muerte súbita. 
  3. Lesiones(3): Repetidas lesiones musculares y de tejido conjuntivo. 
  4. Ginecomastia(4): Mamas feminizadas en hombres. 
  5. Alteraciones testiculares(5): Tanto la producción de esperma como el tamaño de los testículos pueden disminuir. 
  6. Daños orgánicos en hígado y riñones(6). 
  7. Acné conglobata(7): Forma de acné muy agresiva. 

En mi opinión, el dopaje es una lacra por varias razones aparte de las físicas, por ejemplo, por la adulteración de un invento humano tan maravilloso como el deporte y porque con ellos se puede distorsionar la realidad (vender con la imagen de un físico determinado, productos legales dando a entender que se consiguieron por ellos cuando en realidad fueron los esteroides) creando necesidades absurdas imposibles de conseguir dando como resultado alteraciones mentales y desinformación. 

Si te lo estabas pensando te pediría que te lo volvieras a plantear y si conoces a alguien te pediría que le informaras sobre ellos. ¡Salud y actividad física saludable para tod@s! 

BIBLIOGRAFÍA:
(1) Daly RC, Su TP, Schmidt PJ, Pagliaro M, Pickar D, Rubinow DR. Neuroendocrine and behavioral effects of high-dose anabolic steroid administration in male normal volunteers. Psychoneuroendocrinology. 2003 Apr;28(3):317-31. 
(2) A.Grandperrin, P.Moronval, O.Izem, I.Schuster, S.Nottin. (2018) Extreme cardiac hypertrophy in bodybuilders: Mechanical assessment of diastolic alteration.
Archives of Cardiovascular Diseases Supplements
(3)
Abu-Shakra S, Alhalabi MS, Nachtman FC, Schemidt RA, Brusilow WS. Anabolic steroids induce injury and apoptosis of differentiated skeletal muscle. J Neurosci Res. 1997 Jan 15;47(2):186-97. 
(4)
de Luis DA, Aller R, Cuéllar LA, Terroba C, Romero E. Anabolic steroids and gynecomastia. Review of the literature. An Med Interna. 2001 Sep;18(9):489-91. 
(5)
Bagatell CJ, Bremner WJ. Androgens in men–uses and abuses. N Engl J Med. 1996 Mar 14;334(11):707-14. 
(6)
Hartgens F , Kuipers H, Wijnen JA, Keizer HA. Body composition, cardiovascular risk factors and liver function in long-term androgenic-anabolic steroids using bodybuilders three months after drug withdrawal. Int J Sports Med. 1996 Aug;17(6):429-33. 
(7)
Melnik B, Jansen T, Grabbe S. Abuse of anabolic-androgenic steroids and bodybuilding acne: an underestimated health problem. J Dtsch Dermatol Ges. 2007 Feb;5(2):110-7.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Piensa y Entrena .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios OVH.es.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.