Sin categoría 15 noviembre, 2018

¿Qué son? Antes se decía que eran cristalización de ácido láctico, pero, eso es un mito descartado actualmente. Aunque aun no hay evidencia concluyente, la teoría más aceptada es que son micro-roturas e inflamación del tejido conectivo.

¿Cuándo aparecen? Es normal tenerlas cuando se comienza a hacer ejercicio desde cero o al cambiar de actividad o ejercicios. 🏃

¿Significan que has entrenado bien? NO, TENER AGUJETAS NO ESTÁ RELACIONADO CON HABER REALIZADO UN BUEN ENTRENAMIENTO(1). Por ejemplo; Puedes hacer la mudanza de tu casa cargando mucho peso en malas posturas y el día siguiente tener agujetas.

¿Son saludables? Si son leves y duran poco, son normales, pero, si son muy dolorosas no son ni saludables ni normales. Tampoco lo es vivir eternamente con ellas.

¿Todos tenemos agujetas? No, cada persona tiene una tolerancia genética diferente.

¿Cómo curarlas? Olvida totalmente el agua con azúcar o cualquier producto “mágico” porque no tienen evidencia.

Olvida también el mito de que “se quitan con más ejercicio” porque LAS MOLESTIAS PRODUCIDAS POR LAS AGUJETAS PUEDEN ALTERAR PATRONES DE MOVIMIENTO DURANTE EL EJERCICIO AUMENTANDO LA PROBABILIDAD DE LESIONES EN MENOR O MAYOR MEDIDA.

Si son leves no les des mucha importancia y si son muy grandes descansa y come sano. Si esto no funciona, acude a un fisioterapeuta ya que su tratamiento sí es efectivo(2), aunque estudios actuales nos indica que también el uso de Roller Foam puede reducir su aparición.

¿Cómo prevenirlas? Aquí está la clave, NO EN CURAR SINO EN PREVENIR… y no, aunque no lo creas, estirar para prevenir agujetas es otro mito, un placebo, los estudios así nos lo indican (3). Como ya he mencionado, es normal tenerlas en algunas situaciones, pero, para intentar evitar las más molestas e insanas lo ideal es entrenar con una correcta progresión de intensidad, volumen y del resto de variables posibles, mucho mejor si es guiado por un profesional del deporte.

No les tengas miedo, pero, sí debes tenerlas en cuenta.

BIBLIOGRAFÍA:
(1) Brad J. Schoenfeld; Bret Contreras (2013)
Is Postexercise Muscle Soreness a Valid Indicator of Muscular Adaptations?
(2) Olivier Dupuy, Wafa Douzi, Dimitri Theurot, Laurent Bosquet, and Benoit Dugué (2018)
An Evidence-Based Approach for Choosing Post-exercise Recovery Techniques to Reduce Markers of Muscle Damage, Soreness, Fatigue, and Inflammation: A Systematic Review With Meta-Analysis
(3) Herbert RD 1 , de Noronha M, Kamper SJ.(2011)
Stretching to prevent or reduce muscle soreness after exercise

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Piensa y Entrena .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios OVH.es.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.